Reseña - Los humanos de Matt Haig


Título: Los humanos
Autor: Matt Haig
Editorial: Roca
Páginas: 320
Precio: 17,90 euros
ISBN: 9788499187174

SINOPSIS

El profesor Andrew Martin de la Universidad de Cambridge, uno de los genios matemáticos de nuestro tiempo, acaba de descubrir el secreto de los números primos, encontrando al mismo tiempo la clave que dará respuesta a los misterios del universo y que garantizará el fin de la enfermedad y la muerte.

Alertados de esta situación y convencidos de que los secretos de los números primos no pueden dejarse en manos de una especie tan violenta y primitiva como los humanos, los vonadorianos, una civilización mucho más evolucionada, envían a un emisario para hacer desaparecer a Martin y todo rastro de su descubrimiento.

Y así es como un vonadoriano con el aspecto externo de Martin pero completamente desnudo aparece en medio de una carretera y se pasea sin entender nada de lo que le rodea por el campus de la universidad. Su misión es matar a la esposa, al hijo y al mejor amigo del profesor, pero no puede dejar de sentirse fascinado por esa fea especie, sus costumbres incomprensibles, su alimentación insípida, su necesidad de contacto, aprobación, afecto, sus secretos y mentiras, su sonrisa y sus lágrimas.


OPINIÓN

No puede ser que al fin este libro cayera en mis manos. Por casualidad lo había visto en la página web de Roca Editorial y no pude evitar desearlo con todas mis fuerzas. La sinopsis me atrapó y la temática existencialista es algo que adoro con toda mi alma, así que no pude evitar coger este libro cuando me lo encontré de oferta a siete euros en el Carrefour.
Con el tiempo comprendí que aquel era un planeta de cosas envueltas dentro de cosas: comida dentro de envoltorios, cuerpos dentro de ropas, odio dentro de sonrisas. Todo se escondía
Todo el inicio de la historia se explica perfectamente en la sinopsis. El vonadoriano sin nombre, el Andrew falso, es obligado a rectificar por uno de sus errores en su planeta (cosa, sitio, no-sé-qué-es) a tomar el cuerpo de Andre Martin y su vida con la misión de eliminar las pruebas de su hallazgo matemático y a todos los que lo puedan saber. En un principio, el vonadoriano le tiene mucho odio, asco hacia nuestro planeta y hacia nosotros, porque en el universo tenemos fama de egoístas, crueles, hipócritas, etc. El Andrew falso, sin embargo, comienza a ver que los humanos tenemos distintos matices que no nos hacen ser así. Que todos somos distintos, que hacemos cosas que no sirven para nada pero que nos mantienen alejados de la idea de morir. Que morimos y cargamos con ello. Que nos pasamos la mitad de nuestras vidas moviéndonos de un lado para otro, cuando ellos tienen una especie de sistema raro de teletransporte. Que sentimos emociones y necesitamos cariño para sobrevivir.


Cosas como esa, pensamientos de este vonadoriano hacia nuestra especie han conseguido que incluso yo, que estaba perdiendo la esperanza en la humanidad, pudiera retomarla. Este libro me ha hecho pensar en las contradicciones que tenemos nosotros mismos, en el mundo que es cada persona, y que si alguien lo ve desde fuera, no comprendería en absoluto.
En términos generales, en la Tierra el término noticias significa noticias que afectan directamente a los humanos. No hubo ninguna sobre antílopes, caballitos de mar, galápagos de Florida ni sobre ninguna de los otros nueve millones de especies del planeta.
El vonadoriano comienza a cogerle cariño a la mujer de Andrew, se enamora de ella. Y quiere a su hijo Gulliver, lo aprecia. El antiguo Andrew era, sin poder decirlo de otra manera, un gilipollas. Ignoraba a su hijo y a su mujer y se enfocaba solo en el trabajo. El vonadoriano sin embargo está con ellos y los apoya. Ellos le quieren...

Pero claro, no os voy a despachar la trama. Las relaciones que tiene con Isobel y Gulliver son fascinantes. Las personalidades de ambos están definidas a la perfección. El toque de humor que tiene el autor al narrar las cosas me ha hecho sonreír en varias ocasiones, y el drama existencial del pequeño extraterrestre que ama a una especie que los suyos odian, me hizo pensar en la vida (algo que valoro mucho en un libro).

Cómo decirlo con otras palabras... esta obra me conmovió. Sin duda, hay que darle una oportunidad porque es impensable que alguien no lea nada de este estilo alguna vez, tan solo para sentirnos pequeños y grandes a la vez en este inmenso universo.
De pronto comprendí por qué la religión era tan importante en aquellas tierras. Porque si, vale, Dios no podía existir. Pero, ya puestos, tampoco los humanos. De modo que, si creían en si mismos, siguiendo esa lógica, ¿por qué no iban a creer en algo que eran tan solo una fracción mas improbable?

Lo mejor: Las sensaciones que me transmitieron este libro. Cariño, amor, tristeza, pena, vergüenza...

Lo peor: El final fue un poco predecible, aunque encajaba para la situación. Pero algo predecible.

PUNTUACIÓN

4,5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada